Error
  • La plantilla no está disponible para esta presentación. Por favor, contacte con un administrador del sitio.

Emotiva celebración que da inicio al Año de la Fe

El Alto 15.10.2012// El fin de semana, la Diócesis de El Alto, dio inicio con una eucaristía el Año de la Fe, mismo que fue promulgado por el Papa Benedicto XVI desde el 11 de octubre 2012 al 24 de noviembre 2013. La celebración estuvo presidida por su obispo Mons. Jesús Juárez junto a los obispos auxiliares, sacerdotes y pueblo de Dios, destacándose la presencia del Nuncio Apostólico en Bolivia, Mons. Giambattista Diquattro.



En palabras de Mons. Juárez, dijo “Accediendo con mucha fidelidad, cariño y amor hacia Benedicto XVI que nos ha regalado esa carta, La puerta de la fe, hoy la iglesia del El Alto ha aceptado este desafío como un trabajo que el Señor nos ofrece como una primavera eclesial, un nuevo Pentecostés, donde todo católico bautizado redescubra su fe, la viva, la testimonie, la defienda, y la viva como un verdadero discipulo misionero de Jesús”.

Dentro de la celebración eucarística se  marcaron momentos importantes, en los cuales los tres vicarios de las zonas, altiplano norte – sur y El Alto, recibieron el cirio pascual y la pila bautismal, para que en sus centros repliquen esta celebración. El obispo de esta ciudad, aclamó que la pila bautismal sea el centro de este año de fe, donde sea un año de camino hacia Jesucristo para un encuentro con Él, una conversión autentica, un compromiso de solidaridad con los pobres, un gran amor a la palabra de Dios encarnada en Jesucristo, la vida sacramental y sobre todo ir alimentados por la eucaristía para fomentar y cultivar verdaderas comunidades de fe.

Por  ser un acontecimiento vivido y lanzado a toda la diócesis, el prelado acudió a las palabras del Apóstol Santiago “la fe sin obras esta muerta”, por eso este año de la fe, además de ser una vivencia de los sacramentos de la oración, de la palabra de Dios, dijo que es un verdadero compromiso con la justicia, solidaridad, la reconciliación que necesitamos como bolivianos, porque hace falta el respeto, tolerancia y exhortó a que dejemos los caminos que nos separan del Señor y caminemos por el camino del amor.

“Les invito a todos que se acerquen a sus parroquias y que junto a sus párrocos coordinen las actividades que se van a realizar en este año de la fe, al encuentro de Jesucristo y la pila bautismal donde nacimos y recibimos el don del bautismo de la fe, esperanza y amor”.